Existe la idea de que el arte del Kung Fu esconde muchos "secretos o conocimientos ocultos". Las diferentes escuelas e instructores guardan encontradas posiciones al respecto. Por un lado los que dicen que no existen secretos en el kung fu y por el otro quienes afirman lo contrario. Para nosotros esto último es lo mas acertado ya que consideramos que cualquier instrucción importante y necesaria, que se sepa y no se diga, se transforma automáticamente en un "secreto".

Antiguamente los secretos eran necesarios ya que las técnicas de lucha servían para la defensa personal y para proteger al estado, país o nación. Por lo tanto las estrategias de pelea como así también los métodos de entrenamientos eran parcialmente enseñados, quedando a disposición de practicantes de confianza, material específico y avanzado (en el caso de los ejércitos esto era reservado para rangos superiores).

Hoy en día, esconder conocimiento sobre el kung fu ya no es de vital importancia y es por esta razón que en los últimos 100 años muchos de esos secretos vieron la luz; muchos maestros comenzaron a exponer abierta y públicamente secretos transmitidos durante generaciones.

Es que estamos atravesando una etapa de decadencia en donde el "buen kung fu" parece estar en "desuso" y su práctica (especialmente en occidente) no se considera de vital importancia.
Por lo tanto es crucial divulgar esos métodos escondidos para evitar que se pierdan en los próximos años venideros; y es aquí donde entonces aparece un nuevo dilema: "no existen tantas personas interesadas en aprender esos secretos".

En la antigüedad resultaba difícil ser entrenado y aceptado por un buen maestro. En general este iba a tomarse su tiempo observando a un nuevo practicante antes de enseñarle cuestiones importantes. Mientras ese tiempo transcurría, el maestro no demoraba su instrucción sino que en cambio se dedicaba a enseñarle las bases y fundamentos del estilo. De esa manera el practicante se ponía a prueba mientras aprendía el conocimiento fundamental, demostraba su carácter y sus verdaderas intenciones para aprender. Entonces el maestro podía conocer la naturaleza de su corazón antes de enseñarle algún conocimiento peligroso o de mayor riesgo.

Existe un dicho de esos tiempos, muy conocido entre los practicantes de kung fu, que dice: Un estudiante pasará 3 años en busca de un buen maestro, y un maestro se tomara 3 años para ponerlo a prueba". Si lo traemos a la realidad actual este podría ser fácilmente sustituido por el siguiente: "un maestro pasará 3 años buscando un buen estudiante, y tendrá que estimularlo y entusiasmarlo para que no lo abandone durante otros 3 años. Aun así posiblemente el estudiante renuncie antes de que aprenda algo verdaderamente importante".

Y es que antes los estudiantes perseguían a los maestros en busca de conocimiento, y hoy en día son los maestros los que persiguen en sus entrenamientos a los estudiantes.

Por lo tanto es quizás el mejor momento para contar "secretos" a los practicantes, con el fin de avanzarlos en el aprendizaje y que puedan encontrar algunas de las infinidades de beneficios que otorga la práctica del kung fu.

Una cosa importante que definen los secretos es que no son fantasías inventadas, sino cuestiones claves y concretas divulgadas en confidencia a través de los años en las diferentes familias marciales. No es algo que se pueda aprender en un libro o descubrir por casualidad practicando. Es algo que te lo tienen que revelar para que des el salto y ahorres la mitad del tiempo de práctica, ya que si no te lo dicen, ni en 100 años se podría descubrir.

Lo segundo que define un verdadero secreto es que la habilidad siempre aumentara a lo largo del tiempo sin decaer.

TIPOS DE SECRETOS

No se sabe cuantos secretos existen en el kung fu, ya que no podemos saber lo que saben otros practicantes. Por lo tanto no existe una persona que sepa todos los secretos.

En mi caso en particular aprendí varios de ellos a los largo de los años, especialmente después de convertirme en discípulo de mi maestro. Es por esta razón que entendí que existen diferentes tipos de secretos::

Los que están relacionados al entrenamiento y necesitan ser practicados un corto tiempo para dar un gran salto en las habilidades

Un ejemplo podría ser: cuando des golpes de puño con las manos cerradas imagina y a la vez intenta sentir que los puños son de piedra, y no abandones esta idea hasta 2 o 3 segundos de haber impactado en un objeto o lanzado el golpe al aire. En poco tiempo veras que tus golpes cobraron el poder que no lograron en años y años de práctica.

Otro: en el estilo bak siu lam (shaolin norteño del maestro Gu Ru Zhang) los golpes se realizan como si una piedra estuviese atada a una soga. Si bien este es un concepto del estilo, permaneció en secreto durante muchos años, por lo que muchos practicantes fueron instruidos sin saber sobre esto.

Los que solo necesitan leerse y/o que te lo digan una vez para que ya puedas ponerlo en práctica.

Estos te harán ahorrar meses y meses de práctica.

Ejemplo: podemos citar lo que ocurrió en la familia chen de Tai Chi Chuen. Luego de muchas generaciones los practicantes revelaron que durante los entrenamientos utilizaban una bolita pequeña que sostenían entre la lengua y el paladar. De esta manera se conoció el efecto relacionado al poder que se obtiene de esta práctica, por lo que las demás escuelas comenzaron a incluir como regla “tocar el paladar con la punta de la lengua”.

Los que requieren que previamente hayas practicado algo específico

Ejemplo: La mayoría de los estilos de kung fu utilizan entre su arsenal de golpes, el puño frontal plano. Este golpe no se entrena en los circuitos de boxeo modernos u occidentales, simplemente porque sienten que carece de efectividad. Esto es verdad siempre y cuando no se conozcan algunos secretos de este golpe tales como: imaginar que dentro del puño, entre el dedo índice y el dedo mayor, apretamos una bolita de metal. Esto hará que el poder del golpe se vuelva penetrante. 

Los que no aplican directamente a la práctica, pero hacen que tu práctica sea superior en poco tiempo.
Es difícil exponerlo en un corto articulo. Requiere una larga descripción al respecto, pero uno importante es sobre la dieta de un practicante. Este debería comer una sola vez al día.
Por supuesto que rompe con todas las reglas actuales que conocemos sobre nutrición, pero lo cierto es que funciona y mucho. No recomendamos realizar esta práctica sin antes saber mas al respecto. Como dije se trata de algo que requiere una buena explicación previa por lo que aquí se expone solo a modo de título.

Falso secretos
En contrapropuesta con lo anterior, también existen los “falsos secretos”, por lo general fomentados con el fin de conservar y/o ganar estudiantes. Estos como dijimos anteriormente no conducen a ninguna habilidad especial y se escudan bajo sentencias similares a “se necesita un arduo entrenamiento para conseguirlo” cuando en realidad es al revés. Un secreto hace que todo resulte mas fácil y se acorten los tiempo en desarrollar una habilidad.
Cuando observamos una situación así nos genera un sentimiento de verdadera lastima. Primero porque degrada mas el arte que tanto amamos y segundo porque nos preocupa encontrar buenos estudiantes que dediquen pasión y tiempo al estudio del kung fu, y muchas veces vemos estos estudiantes gastar el tiempo con información inútil entrenando con mucho entusiasmo conocimientos que no los conducirán mas que a desarrollar una buena coordinación y un poco de estado físico. Cuestiones que desaparecerán seguramente cuando pasen los años. Como dice nuestro maestro “parece oro pero cuando llegue a los 50 años verá que en realidad es arena”.

Secretos en venta
Un dato curioso respecto a este tema. Actualmente muchos verdaderos secretos del kung fu y relacionados a las artes internas se venden (principalmente en Hong Kong) a cambio de increíbles sumas de dinero. Algo que nos sorprende realmente.

Como final me gustaría dejar una ultima aclaración personal sobre los secretos. Que existen “existen”, pero estamos parcialmente de acuerdo a que se sigan manteniendo ocultos ya que perjudica directamente a la difusión, propagación y mantención del buen Kung Fu. Hoy necesitamos que todo el conocimiento se extienda a las nuevas generaciones con el fin de evitar mas perdidas de información, y nada mejor que las personas puedan comprobar los resultados de la práctica de un arte completo para que esto suceda

Hasta la próxima