Sabia usted que el cuerpo humano esta preparado para vivir 150 años? Eso es lo que muchos científicos afirman luego de analizar la composición estructural y morfológica del cuerpo

humano. Pero entonces que es lo que sucede? Por que no lo conseguimos? Y como es que no se ha podido lograr antes?

Lo cierto es que sucedió en el pasado y aun sucede en diferentes rincones del mundo, y aunque la información no sea uno de los titulares principales de algún medio periodístico, si busca e investiga un poco encontrará una buena cantidad de material que hable sobre esto.

En oriente, muchas personas ven la longevidad como una manera de vivir bien y completa. El concepto de longevidad en países, como China, por ejemplo, estudian el cuerpo como si se tratara de una balanza que a su vez contiene otras pequeñas balanzas. Este gran conjunto de contrapesos opuestos es lo que determina como nos sentimos, nuestra calidad de vida y cuantos años estaremos presentes antes de que nuestra vitalidad se desvanezca. Cuando todo este sistema  se sale del balance nosotros lo interpretamos como “enfermedad” y cuando permanecen en cierto equilibrio, mejoramos y decimos que estamos “saludables”

Si esta idea lo deja pensando estoy seguro que su lógica y sus deseos de saber como mejorar su vida lo llevarán a la gran pregunta: Como hago para que todas esas balanzas no se salgan del equilibrio? Y si ya lo están, como hago para moverlas a una mejor posición?

Lo cierto es que existen muchas maneras de lograr esto y una de ellas se llama “meditación”. Si, créalo, no es esoterismo barato ni ninguna clase de argumento sin fundamentos. Observe alguno de estos resultados obtenidos de cientos de experimentos que se están practicando alrededor del mundo entero, no solo en Asia, sino también en algunas de las mas prestigiosas universidades de América y Europa.

1) La meditación oxigena mejor el cuerpo
El entrenamiento de la meditación vuelve mas lenta la respiración. Reduce la frecuencia del pulso en un 10 o 15 %, efecto que se prolonga inclusive varias horas después de la práctica. El volumen de aire en cada inhalación pasa de 400ml a más de 700ml aprox. en tan solo 15 minutos de práctica. Esto colabora directamente con la presión arterial normalizándola . Es un hecho que cualquier persona que practique meditación correctamente por mas de 6 meses no tendrá problemas de presión.

2) La meditación masajea los órganos vitales
En los procesos meditativos se aprende la respiración profunda. Para que se entienda rápidamente, cada órgano esta protegido por músculos. Cuando esos músculos están rígidos los órganos trabajan de manera forzada y utilizan mas energía, lo que a su vez, provoca mayor desgaste. La respiración profunda ofrece un masaje completo a estos órganos ya que cuando los músculos se mueven suavemente, friccionan contra aquellos produciendo el efecto de distensión, obligando a todo el organismo a relajarse y usted se siente bien. Además fortalece, estira y tonifica el diafragma, lo que mejora el control respiratorio e intensifica el masaje abdominal. La elasticidad del diafragma se duplica después de 2 meses, brindando enormes beneficios al corazón y al sistema circulatorio, provocando un enorme aumento de glóbulos rojos. Todo esto hace que aumente la capacidad de la sangre para fijar y transportar el oxigeno. El diafragma bien utilizado actúa como un segundo corazón, y como consecuencia, ahorrará latidos y por lo tanto energía.

3) La meditación depura
Al estimular el nervio neumogástrico, mejora notablemente la digestión, el metabolismo y por lo tanto la eliminación. Además el movimiento del diafragma durante la meditación provoca masajes al estomago y al hígado, y estimula la peristalsis.

4) La meditación impacta en el sistema psicoemocional
Irriga el cerebro, agudizando considerablemente la percepción, el pensamiento, la memoria y las demás facultades mentales. Debido al masaje interno de los órganos vitales, calma las emociones y permite someterlas a un control consciente.

5) La meditación mejora la vida
La práctica favorece la secreción de hormonas vitales en todo el sistema endocrino al estimular el nervio neumogástrico y ofrece masaje directo sobre las glándulas del abdomen y el sacro con lo que se equilibran todas las funciones vitales incluyendo la fertilidad

Esta es una breve lista de los resultados ofrecidos por estudios que intentan comprender como funciona la vida humana e investigan como obtener un mejor rendimiento del potencial de la misma. Quizás la practica para la longevidad que realizan en oriente tenga varias respuestas a esto. Deberíamos invertir algo de tiempo en busca de este objetivo, después de todo la vida es suficientemente hermosa como para vivir 150 años, no cree?

Gabriel Caceres
Wing Lam